SJ LifeMag - шаблон joomla Новости

Partidos políticos deben dejar de proteger a delincuentes

Repetidamente se ha expuesto la realidad en torno a verdaderos malvivientes convertidos en autoridades, con el aval de partidos políticos, y que nuevamente en este tiempo esperan el voto de la gente a la que despoja de su futuro. Es que para la persona conocida con el mote de dirigente o líder adquirir la inmunidad para seguir delinquiendo, es la prioridad.

Los principios, personalidad, moralidad, ética y hasta la misma dignidad dejaron de ser características necesarias para postular en las organizaciones políticas. En todos los partidos políticos, se permite que marginales estén afiliados y hasta militando en nombre de las organizaciones de “hombres libres”.

Si bien el dinero permite a la clase dirigencial tener mayor capacidad en tragar hasta veneno, la inmundicia no debería  ser casi total en organizaciones que presuntamente persiguen el bien el común. El tráfico de influencias, es el arma principal de la marginalidad politiquera.

Cediendo espacios a feroces delincuentes, a sabiendas, no tiene nada que ver con lo esperado por la ciudadanía, pues en este país difícilmente pase desapercibido el hecho de vivir al margen de la ley. Las conductas miden niveles espirituales, y los antecedentes deberían marcar quienes pueden ser porta estandarte de partidos políticos. Permitir que mafiosos dominen organizaciones políticas, dice cuan pequeño se es realmente.

Abrazarse con “parias” y convertirla en “ángeles” por la coyuntura electoral es de mediocres que fantasean en la hipocresía, sustentada por el cretinismo poblacional. Los cambios constantes en posturas, hace que de líderes se pasen a reales desorejados, siendo vistos por gente que no cretina y que tiene mínimamente gozan de la capacidad de discernimiento.

No hay argumentos válidos para apoyar a quienes comprobadamente se valieron de lo ilegal para auto-beneficio. En el Paraguay solo son sancionados quienes no están en el entorno de los mandamases partidarios. La representación partidaria debe ser en base a valores e ideales dignos, no  criminales blanqueados por repartijas de puestos para seguir delinquiendo.

No es una cuestión de terquedad el mantenerse firme y concordar lo que se dice con lo que se hace, si esta postura tiene el cimiento de la dignidad. En política jamás debe prevalecer la inmoralidad, pues al partir de ese principio, el resto cae por sí sola, y se degrada este noble rubro. La ciudadanía debe exigir postura a sus dirigentes, y basar candidaturas útiles y de gente digna.

El fin de la política no radica en escalar a como dé lugar, sino esforzarse por llevar mejor pasar al pueblo, pregonando valores. No hay diferencia entre un vulgar ladrón y un diputado o senador, que pide coimas para cambiar la justicia. La rata siempre será rata, así como un delincuente, jamás podrá ser correcto representante del pueblo.

Nosotros

Desde el 9 de febrero del 2006, estamos en sus manos con lo primero que ocurre en el Este del país. Nuestra expansión va acompañada a las exigencias de la actualidad hoy, donde las noticias llegan primero. Informar, opinar, exteriorizar nuestro pensamiento sobre los temas que interesan a la gente, y por sobre todo contarles las noticias tal como ocurrieron, será siempre nuestro primer objetivo. Desde esta página digital, y esperando estar en sus manos cada día con nuestra edición impresa, les invitamos a vivir con nosotros la importancia de compartir EL PODER DE LA INFORMACIÓN…

Ultimos posts

Seguinos en:

Newsletter

Mantengase Informada de Todo lo que pasa en Diario TNpress!