Policiales

Detienen a “Orky” por violencia familiar y coacción: Fiscalía pidió su prisión preventiva

Un presunto reducidor de vehículos robados del Brasil se encuentra detenido y procesado por violencia familiar. La fiscal Rocío Celeste González, titular de la Unidad Especializada contra Violencia Familiar nº 2, lo imputó  y pidió al Juzgado de Garantías su prisión preventiva.

Se trata de Oscar Osmar Genes, apodado “Orky”, de 47 años de edad, quien afronta cargos por los supuestos hechos punibles de violencia familiar y coacción.

El hombre se encuentra recluido en la Dirección de Policía de Alto Paraná con pedido de prisión preventiva.

Según los antecedentes, el primer caso se produjo el 13 de setiembre de 2020, a las 16:30, en un inmueble ubicado en el barrio San Juan de Ciudad del Este. En aquella oportunidad, el hombre llegó al lugar a bordo de su camioneta y quiso llevar a la fuerza a su expareja, pero la misma se negó.

Esta situación enervó al ahora procesado y comenzó a maltratar a la víctima, al igual que a otros familiares, a quienes incluso habría amenazado de muerte. Sin embargo, agentes policiales de la zona fueron alertados -a través del Sistema 911- llegaron rápidamente al lugar y detuvieron al presunto responsable.

Posteriormente, el 30 de noviembre del 2020, la víctima compareció ante el Ministerio Público y amplió su manifestación, señalando que por la presión de sus hijos decidió regresar con su esposo. Pero el 21 de noviembre, a las 22:00 horas, sufrió una nueva agresión física de parte del hombre, quien otra vez la amenazó de muerte.

A raíz de esto, la misma abandonó la casa por temor a ser asesinada. La víctima declaró igualmente que en tres oportunidades anteriores fue agredida físicamente por el sujeto. 

La afectada, quien es odontóloga, se mantuvo escondida por temor a sufrir algún atentado y llevó sus enseres hasta la casa de su abogado, quien es su familiar.  Pero al poco tiempo el hombre se comunicó, vía telefónica, manifestándole que ya tenía su dirección y que se cuidara de él.

Le alertó a la mujer que había instalado un dispositivo de GPS por una de las sillas de odontología, a fin de detectar su ubicación. En realidad el sitio localizado por el agresor es donde mandó guardar sus mobiliarios y no el lugar en que estaba viviendo ella. El aparato de GPS efectivamente fue encontrado y entregado a la Fiscalía.

La segunda denuncia fue presentada el 11 de junio de 2021, en la cual la víctima refiere que estaba siendo constantemente coaccionada por su exesposo, quien presuntamente lo perseguía por todas partes, además de amenazarla sistemáticamente. La mujer resaltó que convivió 19 años con el hoy procesado y durante ese tiempo sufrió de supuestos maltratos físicos y sicológicos.

Últimas

Inicio