Policiales

Más denuncias contra agentes de Investigaciones de San Alberto: Usan vehículo robado en Brasil

Tras la denuncia periodística que da cuenta que policías del Departamento de Investigación de Delitos, oficina regional de la ciudad de San Alberto, actuaban de “campanas” y protectores de depredadores de un bosque en la colonia La Fortuna, distrito de Hernandarias, saltaron más denuncias contra los agentes y que rayan la criminalidad.

Los agentes de civil actúan como si estuvieran sobre la ley y se movilizan en vehículo robado en Brasil. El suboficial FRANCISCO MARECOS campantemente utiliza un automóvil Fiat, blanco, robado en Brasil. Para engañar a la gente, el vehículo tiene la placa AAIN 211, que no se encuentra registrada en el Registro del Automotor.

La Fiscalía de oficio debe abrir una investigación y procesar al agente por reducción y producción de documentos público de contenido falso. Los policías de civil del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía, oficina regional de la ciudad de San Alberto, que brindaron protección a los taladores son: el subjefe oficial de apellido Vázquez, un suboficial de apellido Flores y el suboficial Catalino Vega.

El suboficial Flores es conocedor de la zona, pues estuvo mucho tiempo en la sede policial de colonia La Fortuna. Durante los días que las topadoras y tractores arrasaron con los bosques nativos del lugar, los citados policías merodeaban la propiedad en una camioneta Toyota Hilux Surf, gris, perteneciente al suboficial Catalino Vega, según la fuente.

Los policías de civil son cómplices y protectores de los taladores. No cumplieron con su rol constitucional de custodio celoso del cumplimiento de la ley y se manera delincuencial sirvieron para proteger a los que infringen la normativa vigente, más aun tratándose de delitos ambientales que afectan a toda la sociedad. Es más habrían cobrado mucho dinero en dólares a cambio de la protección a los taladores. 

COMPROBARON

EXISTENCIA DE

TALA DE ÁRBOLES

Uniformados del Departamento de Bosques y Asuntos Ambientales – Oficina Regional n° V de Alto Paraná – Itapúa de la Policía Nacional, ayer a las 08:45 horas se constituyeron en el inmueble ubicado en la colonia La Fortuna de este distrito. Los investigadores confirmaron la existencia de delito ambiental en la georeferencia, LAT: 25° 231′ 752.’, LONG: 54° 888′ 962.

Allí pudieron observar trabajos realizados con maquinarias pesadas movidas a combustión desde la vía pública, desde un camino terraplenado o vecinal a pocos metros del lugar del hecho dónde se pudo observar montículos de una gran cantidad de árboles de diferentes  especies nativas, como ser guayaibi, yvyra pyta y otros de especies exóticas que presumiblemente fueron extraídos del inmueble, según el reporte policial.

Los uniformados conversaron con Hugo Vázquez, quien se negó exhibirles su cédula identidad. Éste dijo a los policías que realizó los trabajos en el lugar a pedido de Edgar Ferrer Giménez, según la Policía. Los intervinientes comunicaron del caso al cuestionado fiscal de la unidad especializada en delitos ambientales, Sergio Irán Villalba.

Últimas

Inicio