Policiales

Detienen a dueño de local donde se activaron celulares usados en secuestro de la brasileña

Un  allanamiento en un puesto de activación de celulares del microcentro de Ciudad del Este derivó en la detención de su responsable, teniendo en cuenta que encontraron números activados de varias telefónicas, listos para su uso, pero sin ningún registro de la persona que lo haya activado.

En ese local se activaron dos líneas telefónicas que fueron utilizadas para el pedido de rescate de la señora Sandra Cristina Maceda Rubert, ocurrido en Mbaracayú el mes pasado. El fiscal interviniente indicó que la línea fue activada poco antes del plagio, donde no hubo pago de rescate porque la unidad antisecuestros de la Policía realizó un exitoso operativo

El abogado del encargado del puesto de activación de celulares dijo que los documentos deben estar en la telefonía, donde periódicamente entregan los informes, con las copias de cédula de los titulares de las líneas que servirán para las informaciones que busca la Fiscalía.

El operativo fue llevado adelante ayer a las 11:20 horas, en la casilla denominada “C&C”, y el detenido se trata de Carlos Javier Álvarez Yegros, de 28 años de edad. La fiscalía debe escuchar en las próximas horas al detenido, y conocer a profundidad el grado de participación que podría haber tenido en el secuestro.

Cabe recordar que dos de los autores del hecho aún están prófugos, pero los principales responsables del cuidado de la mujer secuestrada ya están entre rejas. Los fiscales antisecuestros Alberto Torres Flores y Zunilda Ocampos Marín imputaron a seis presuntos implicados.

Según el informe del Ministerio Público, la presunta banda de secuestradores está integrada por miembros de una familia. Los imputados fueron identificados como Germán Barreto Ocampos, Hernán Barreto González, Blanca González, Marcos González Flores y Pablo González Flores, además de un menor de 17 años.

Los tres primeros se encuentran privados de su libertad, al igual que los adolescentes. Mientras que los dos últimos se encuentran prófugos de la Justicia. Los mismos afrontan cargos por los supuestos hechos punibles de secuestro, extorsión, extorsión agravada, coacción agravada y asociación criminal.

Recordemos que Cristina Maceda fue llevada a la fuerza el sábado 14 de agosto alrededor de las 16:30 en un camino alternativo de la colonia General Díaz, distrito de Mbaracayú, Alto Paraná, cuando se encontraba realizando una caminata rutinaria.

Los presuntos criminales, a bordo de una camioneta, trasladaron a la mujer hasta una zona boscosa, en cercanías de la reserva envolvente de Itaipú Binacional, donde estuvo en cautiverio hasta el día lunes 16.

Según los fiscales, Marcos y Pablo González se encargaron de custodiar a la mujer; mientras que Germán Barreto junto con sus hijos y concubina se encontraban en la casa de colonia Guaraní. A partir de allí, los presuntos captores comenzaron a realizar las primeras llamadas al esposo de la víctima, Milton Gabriel Rubert, a quien inicialmente los delincuentes solicitaron la suma de 250 mil dólares.

Últimas

Inicio