Policiales

Suboficial primero de la Policía amenaza con su arma reglamentaria a profesionales de la salud

Un suboficial primero de la Policía Nacional fue aprehendido a las 23:00 horas del martes pasado, en el predio del Hospital Regional de Ciudad del Este, luego de que amenazara con su pistola Glock reglamentaría a enfermeros y médicos del centro asistencial público.

Los propios trabajadores de blanco redujeron al personal policial que había llegado al hospital para que atiendan a su hija menor con fiebre.

Se trata del suboficial primero Pascual Prieto Montiel (34), que presta servicios en la comisaría 3ª del barrio Obrero de Ciudad del Este.

El agente fue reducido por los propios profesionales de la salud y luego intervinieron agentes de la subcomisaría 3ª jurisdiccional que lo esposaron y detuvieron. De su poder, sus camaradas se incautaron de una pistola Glock con 15 municiones. 

Resultaron víctimas de la agresión el licenciado Blas Antonio Abdala, la doctora María Alejandra González Barboza, según el reporte policial.  

El uniformado llevó a su hija de dos años a consultar porque presentaba un cuadro de fiebre y le fotografió mientras era atendida por la doctora María Alejandra González Barboza y el enfermero Blas Antonio Abdala, quienes le recriminaron por tomar la imagen, y se produjo una discusión, según los testigos.

Luego, el agente se dirigió a su vehículo a traer su pistola con la que amenazó a los profesionales de blanco, por lo que intervinieron otros médicos para despojarle de su pistola y reducirlo. Posteriormente, lo entregaron a la Policía.

El hecho se comunicó a la fiscal Cinthia Leiva,  quien dispuso que el suboficial sea trasladado a la base de la Patrullera Caminera, donde se negó a someterse a la prueba de alcotest. Posteriormente, fue trasladado a la Policlínica Policial, donde quedó internado en estado de observación, ya que sufrió algunas lesiones.

Últimas

Inicio