Policiales

Cocaína y Hezbollah: Autoridades no investigan a narcotraficantes que operan desde CDE

La red, comandada por Nasser Abbas Bahmad, camuflaba gran cantidad de toneladas de droga en contenedores de carbón vegetal. En la investigación publicada por el canal de televisión árabe, Al-Arabiya, participaron las agencias de seguridad de Brasil y Estados Unidos, sin embargo, para las autoridades nacionales no parece ser prioridad tomar estos datos y desmantelar la organización criminal. Esta red tendría protección y operaría con el aval de la Justicia, la Policía Nacional, además de otros funcionarios de control corruptos.

Esta organización estrechamente vinculada a Hezbollah creó una línea de transporte para distintos cargamentos de gran cantidad de toneladas de droga que se camuflaban en contenedores de carbón desde América Latina a distintos puntos del mundo.

El ilícito alcanzo las 12 toneladas de cocaína y fue el equivalente a la operación más grande en materia antidroga de la historia de la región.

Bahmad es considerado por las autoridades estadounidenses y brasileñas como una figura clave en materia de lavado, tráfico y financiamiento en la organización islámica musulmana chií libanesa. Con los antecedentes que cuenta nuestro país y las autoridades nacionales en brindar protección y hasta una especie de “asilo” a criminales internacionales, no es descabellado pensar que todos los altos miembros de esta red estén siendo protegidos en Paraguay al igual que sus actividades.

ORÍGENES

A finales del año 2016, importantes agentes de Hezbollah empezaron a llegar a la Triple Frontera con la tarea de crear una línea de suministro de cargamentos de cocaína de varias toneladas escondidos en contenedores que transportarían carbón vegetal, con la idea de llegar a mercados extranjeros de la droga.

Según Al-Arabiya, esta organización fue creada por Nasser Bahmad junto a una mujer libanesa con pasaporte australiano, de nombre Hanan Hamdan. Ambos optaron por ubicarse en la Triple Frontera, específicamente en Paraguay, ya que Hezbollah había montado en la zona una red de financiamiento de sus actividades.

El 16 de enero del 2018, autoridades aduaneras paraguayas ingresaron a un puerto privado cerca de Asunción para inspeccionar contenedores pertenecientes GTG Global Trading Group.

El cargamento estuvo custodiado por autoridades oficiales durante nada más y nada menos que 6 semanas, antes de que ingresen a registrar el contenido, lo que plantea dudas sobre el motivo del excesivo retraso de la apertura de los contenedores. En total había 12,7 toneladas de bolsas de carbón de la marca “Garden Shisha”.

Al-Arabiya, que cita fuentes estadounidenses, sostiene que el motivo de la demora en la inspección se dio ya que la organización criminal tendría elementos dentro de las mismas autoridades paraguayas que estarían operando a favor de estas actividades.

POSIBLE ASESINADO POR LA ORGANIZACIÓN

El 20 de enero del 2019, personal policial reportó el hallazgo del cadáver de Akram Abd Ali Kachmar.

Los agentes de la comisaría primera fueron hasta el edificio Mesquita, piso 15, apartamento 154, ubicado sobre la avenida Boquerón casi Monseñor Rodríguez, tras la llamada de los vecinos, que reportaron a la Policía que del apartamento de Kachmar se expedía un olor fuerte. En el momento de su muerte, el mismo tenía 48 años de edad. El libanés contaba con antecedentes penales por transgresión a la Ley 1.340/88, que datan del año 2017, además de lavado de dinero.

Al-Arabiya menciona en su artículo, Kachmar podría haber sido asesinado luego de que informara sobre altos miembros de la red criminal manejada por Bahmad y Hamdan. Esta información es sostenida ya que en todas las organizaciones criminales debe haber un informante en el que las autoridades de control confíen para poder llegar a los miembros.

Según fuentes de inteligencia, Kachmar mantenía contactos y era muy influyente en la Dirección Nacional de Migraciones y en el Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional.

Poco y nada se sabe sobre la muerte de Kachmar, y simplemente se cuenta con un informe policial pero que no trascendió en la época.

Últimas

Inicio