Policiales

Comandante Resquín protege a “polibandis” de Investigaciones

El enfrentamiento interno que se da dentro del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía de Ciudad del Este, por el robo de una millonaria carga de droga está bajo pleno conocimiento de los propios jefes policiales, pero nadie osa hacer algo pues también obtienen sus ventajas económicas. Uno de ellos es el propio comandante de la Policía Nacional, Francisco Resquín, quien es el principal protector del comisario principal Javier Flores, jefe del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía de Alto Paraná.

La corrupción policial no es solo de ahora. El caso del robo de la millonaria carga de droga que había ocurrido a finales del año pasado, se dio en el municipio de Naranjal. En esa ocasión requisaron varios camiones que estaban a punto de cruzar la frontera con carga de marihuana y pasta base de cocaína.

Como resultado del operativo se informó la requisa de 7 camiones, 3 detenidos y poco más de 1.000 kilos de marihuana prensada. Pero lo que no fue mencionado y es de conocimiento de todo el personal de Investigación de Delitos es el robo de 300 kilos de pasta base de cocaína que luego fue vendido.

Todo el enfrentamiento empezó cuando el comisario principal Javier Flores comenzó a entregar a los agentes su parte, pero algunos se enojaron pues era muy poco el monto de dinero que quería darles.

Según los datos, el jefe policial adujo que debía de hacerle llegar “regalos” a los jefes de la institución. Aquel operativo en todo momento estuvo siendo manejado por el oficial inspector hoy día subcomisario Fernando Ruiz Díaz.

La situación generó un enfrentamiento que de momento derivó en una pelea y amenaza de por medio. Tal es el caso que el suboficial Pedro Moral, hombre se confianza de Flores tuvo que enfrentarse con Ruiz Díaz, saliendo de su grupo como también los suboficiales Antonio Vázquez y Richard Severiano.

PROTEGIDO DEL COMANDANTE

El comisario principal Javier Flores tiene la protección directa del comandante Francisco Resquín. Esto está más que comprobado pues recientemente el mismo jefe policial luego de reunirse con el número de uno de la Policía Nacional, logró que la sede de Antinarcóticos de la Policía del Alto Paraná sea desmantelada.

Los propios agentes que fueron sacados de la unidad acusaron directamente a Flores de haber tenido activa participación en la decisión.

Últimas

Inicio