Judiciales

Condenan al camionero que atropelló y mató a un agente de la Policía Nacional

El Tribunal de Sentencia conformado por los jueces Serafín González Roa (presidente), Fabio Aguilar y Vitalia Duarte (miembros) condenó a dos años de pena privativa de libertad a un hombre, acusado por el hecho punible de homicidio culposo.

El juicio oral concluyó el viernes 15 de enero. El sentenciado es Gustavo Evaristo Fernández, quien había atropellado y matado a un agente policial, en una barrera de control en el km 15 del distrito de Minga Guazú.

El Tribunal Colegiado aplicó los 2 años, sin el beneficio de la suspensión a prueba de la ejecución de la condena por no llenarse las exigencias para su procedencia. Igualmente, los magistrados decidieron cancelar la licencia de conducir a Fernández Zaracho con el correspondiente decomiso del documento una vez firme y ejecutoriada la sentencia.

Por otro lado, teniendo en cuenta la situación de la pandemia por el COVID-19, el Tribunal entendió aplicable el arresto domiciliario, en la residencia de constitución por el mismo, bajo reglas y condiciones que estarán establecidas en la resolución pertinente en tiempo y forma.

Esto es a los efectos de asegurar el sometimiento de Gustavo Evaristo, teniendo cuenta la condena a pena privativa de libertad.  Los antecedentes refieren que el hecho ocurrió el 24 de enero de 2019, siendo las 14:20 horas aproximadamente, sobre la ruta nacional N° 2, a la altura del km 15, frente a la base de la Patrulla Caminera, distrito de Minga Guazú.

Resultó víctima fatal el suboficial Rolando Diosnel Vázquez Lezcano, quien fue embestido durante un control preventivo que estaban realizando en la zona. El hoy sancionado, estaba a bordo de un camión de la marca Mercedes Benz, de color azul, en el que circulaba a alta velocidad.

Al alcanzar el lugar indicado, realizó una maniobra indebida, pasando al otro carril, hasta parar en una banquina, llevándose por delante al uniformado. En esa oportunidad, Rolando Vázquez fue trasladado hasta el Hospital Distrital de la zona, pero por la gravedad de su caso lo derivaron al Hospital de la Fundación Tesãi de Ciudad del Este, donde dejó de existir.

Últimas

Inicio