Regionales

Promotor voluntario, es nuevo nexo de los servicios de salud indígena de Alto Paraná

El licenciado Melanio Pepangi, oriundo de la comunidad indígena “Chupa Pou” de Canindeyu, al terminar sus estudios secundarios, se dispuso a cursar la carrera de enfermería para ayudar en alguna forma a los miembros de las comunidades indígenas a poder acceder a atención médica de calidad.

Al terminar la carrera volvió a su comunidad a trabajar como Promotor de Salud Indígena Voluntario; luego se mudó a Alto Paraná y mientras trabajaba también como voluntario, participó de varias capacitaciones; en ese contexto, se destacó por el buen desempeño en sus labores.

Pepangi cursó sus estudios de enfermería en la capital del país,  mediante beca otorgada por la Itaipu Binacional y con ayuda de sus familiares pudo culminar exitosamente la carera, actualmente fue contratado por el Ministerio de Salud y orgulloso de sus logros, refirió.

“No es fácil para un campesino y más aún un indígena, gestionar solo todo lo que implica acceder a una beca, o estudiar lejos, pero con el apoyo de mi familia y de mi comunidad lo logré, me decidí al terminar el colegio y a pesar de que mi situación económica no me ayudaba, gracias a la beca que obtuve pude conseguir mi sueño”, agregó.

En un periodo de casi cinco años, lejos de su familia y sus costumbres, el joven decidido a ayudar a su comunidad, fue a vivir a Asunción y pese a la barrera del idioma, con mucho esfuerzo pudo aprender y avanzar tanto en la comprensión del lenguaje como en conocimientos de enfermería.

“La gente me necesita, dentro de las comunidades no hay personas que entiendan de salud y eso es lo que me da orgullo porque ahora voy a poder servir, el idioma también dificulta un poco, porque si no hablan nuestro idioma se complica la atención, es difícil comunicarse con el profesional que no habla “ache” por ejemplo; ahora cuando vayan a consultar con un especialista yo les voy a acompañar y haré de traductor explicando el problema y facilitando la comunicación entre ellos” refirió Melanio

El joven de 26 años estaba residiendo en la comunidad indígena de Puerto Barra, distrito de Naranjal con su esposa e hijos en donde realiza trabajos como promotor de salud indígena voluntario;  “Ahora que voy a estar como punto focal indígena, voy a venir con mi familia a Ciudad del Este para poder ayudar a más personas, me gustaría llegar a las diferentes comunidades que habitan el departamento y lograr la mejor atención como ellos tiene derecho a recibir, a veces por desconocimiento no pueden hacerse oír  y yo puedo facilitarles una mejor atención , eso es lo que yo sueño, muchos de ellos no conocen el sistema, no saben a dónde ir o con quien hablar, es difícil y yo voy a poder asesorar en eso”, finalizó el profesional emocionado.

Últimas

Inicio
P