Policiales

Policía borracho protagoniza violento accidente de tránsito sobre Avda. Monday

PRESIDENTE FRANCO. Un suboficial mayor de la Policía Nacional en estado de ebriedad protagonizó un accidente de tránsito sobre la avenida Monday, a la altura del km 9 de esta ciudad. Fue el domingo pasado, a las 19.30 horas aproximadamente. Llamativamente la fiscal de turno no dispuso que el agente policial fuera sometido a la prueba de alcotest.

El hombre al mando de un vehículo, primeramente, rozó contra un automóvil en que viajaba una familia y luego intentó escapar a toda velocidad, pero en una curva perdió la dirección y fue a embestir contra una muralla y luego cayó al costado de la avenida.

El policía que estaba de franco sufrió lesiones y bomberos lo auxiliaron y trasladaron al Hospital de Traumas de Ciudad del Este. 

El protagonista es el suboficial mayor Carlos Antonio Ortiz Ramírez, de 42 años, afincado en el barrio Santa Ana de la capital departamental.

Él presta servicios en la subcomisaría 28ª de la colonia Paraná Poty, dependiente de la Dirección de Policía de Alto Paraná.

El agente en aparente estado de ebriedad estaba conduciendo un automóvil Toyota Raum, beige, sin placa, según el reporte de los agentes de la subcomisaría 46ª intervinientes.  

El vehículo afectado es un Chevrolet Sedan, beige, chapa CDK 739, conducido por Edgar Agustín Silva Díaz, mayor de edad, vecino del barrio Santa Clara de esta ciudad.

Según Silva Díaz, cuando iba a cruzar una lomada, el vehículo Toyota Raum le embiste la parte trasera y luego el conductor acelera la marcha, pero a pocos metros del lugar y en una curva cerrada pierde control del rodado, embiste una muralla y luego cae a la cuneta.

Los vecinos que observaron el hecho rodearon el vehículo en que se encontraba el conductor herido. Supuestamente el policía de civil luego sacó un revólver e inclusive habría apuntado a los curiosos, quienes le reclamaban por manejar en estado de ebriedad.

Luego, llegaron al lugar agentes policiales del subcomisaría jurisdiccional   y el herido entregó su revólver.

La fiscal Analía Rodrñiguez informada del hecho, llamativamente no dispuso que el policía sea sometido a la prueba del alcotest, o al menos no consta en el informe elevado a la Dirección de Policía de Alto Paraná.

La familia Silva Díaz se retiró del lugar, en tanto el coche del policía fue trasladado en grúa hasta la sede de la subcomisaría 56ª.

Últimas

Inicio
P